San Francisco

Una vez liberados de exámenes, sólo nos quedaba conocer las notas, las cuales han sido lo esperado y todo aprobado sin problemas, por lo cual decidimos hacer nuestro último viaje, pero esta vez no en México sino a suelo estadounidense y creímos que lo mejor era empezar por San Francisco.

Para llegar a San Francisco Marta y yo tuvimos que hacer escala en DF, y nuestro viaje no pudo empezar de mejor forma que perdiéndonos las maletas a ambos, así que llegamos al hotel de San Francisco donde nos encontraríamos con Bea, Sara y Ricardo con las únicas prendas que llevábamos encima o a lo sumo en la mochila.

Al día siguiente me marché con Ricardo a ver Alcatraz con la esperanza de que al encontrarnos a la hora de comer con nuestras “roomies” me diesen una noticia buena al decir que teníamos ya la maleta en el hotel. Para poder haceros una idea de todo lo que hemos visitado en San Francisco intentad conseguid el capítulo de Planeta Finito en San Francisco con el Gran Wyoming.

Esto no tiene nombre, en Alcatraz decían que esta es la bandera española, luego no me extraña que digan que si España es una república o que está debajo de México.

Esto es el prier 39 o hablando en castellano el muelle 39, es bastante pintoresco, a mi me recordaba a escenas de películas americanas.

y justo detrás de él, puedes encontrar leones marinos.

Tras pasar mucho frio, debido a que la ropa que nos hemos traido a Monterrey no es la misma que para Burgos, nos encontramos con nuestras compañeras de aventura y me dieron la buena noticia de que al menos volvía a tener maleta.

San Francisco me encantó con sus colinas, cuestas empinadas y la combinación de todo ello con el mar.

Vista del Downtown
Vista del Downtown
Panorámica del downtown con el Bay Bridge
Panorámica del downtown con el Bay Bridge

Al día siguiente, como esperábamos que lloviese y haciendo cuentas de que era mas barato alquilar un coche que cinco bicis, alquilamos un coche, nos dieron un Ford Fusion, un modelo similar al Mondeo europeo, obviamente automático y para no haber llevado nunca un automático sólo quise pisar el embrague en dos ocasiones, menos mal que estaba aparcando en esas situaciones porque el freno lo clavé. El motor mas pequeño de ese coche tenía tan sólo 175 cv, y nos encantó el coche en general, como aceleraba…

este es un detallito que encontramos en el maletero

obviamente fuimos a ver el Golden Gate, donde se nos congelaron las ideas del frio que hacía.

Aprovechando que teníamos el coche nos fuimos a Sausalito que es un pueblecito al otro lado del Golden Gate y a Muir Woods que es un parque natural donde crecen secuoyas enormes que algunas llegan a alcanzar los 140 metros de altura.

Tras ver Muir Woods nos volvimos a San Francisco por la costa hasta Muir Beach, que es el sitio mas al oeste que voy a estar en mi vida por el momento.

allí el cartero no se complica la vida buscando los buzones

y tras eso nos fuimos a visitar Lombard Street, que os sonará de películas e imágenes de San Francisco.

Imagen cedida por Ricardo
Imagen cedida por Ricardo

a su vez fuimos a ver el Golden Gate Park, con su pagoda japonesa

y otros sitios que salen en las postales.

Actualización:

El otro día me acordé de este videoclip, donde salen sitios que vimos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s